Feliz Navidad

Prometiste cuidarme y estar ahí para mí. Prometiste protegerme y defenderme incluso si se trataba de mi misma…

¿Cuántas promesas vanas toma romper un corazón?

Las mismas que te creí.

Felicidad para ambos.

Y no, no hablo de mí.

Anuncios

Maestro y sirviente

Los gatos no tienen dueños, ellos se adueñan de sus amos.

Si un gato te escoge, te buscará para que lo ames, para que le sirvas y seas su esclavo.

Tú, no posees al gato.

El gato te posee a ti.

Hola

Creo en el poder de las palabras, no me tomo a la ligera lo que digo.

Pienso y busco mil veces hasta dar con la retórica perfecta.

Y sin embargo te costó tan poco forzarme a decir aquello para lo que no estaba lista.

Lo hiciste de manera casual… Exactamente del mismo modo en que ahora dices “te amo”, como si no importara.

Sólo palabras.

Sin peso ni fundamento.

Repetición robótica y rutinaria de letras.

Tan integrado en tu sistema como decir: “hola”

Hola, eres un imbécil y (todavía) te amo.

Es viernes 13 y maté un fantasma

Era un poquito más alto que yo y cantaba en una banda.

Nos veíamos a escondidas, una vez al mes.

Me visitaba en sueños y hacía de mí lo que quería.

Comencé a quererlo y él me decía “mía”

Pero un fantasma nunca deja de serlo.

No importa lo mucho que imaginara su tacto caliente… El fantasma jamás podría tocarme.

Ansiaba sus susurros y sentir su mano rodear mi cuello… Lo maté porque lo amaba.

Es viernes 13 y maté un fantasma.